ESPAÑA: Un corredor de “género fluido” se declara mujer para participar en una carrera femenina y ganar el primer premio

Un hombre que dice ser “de género fluido” ha ganado la categoría femenina de una carrera de montaña en España, inscribiéndose después de que no quedaran plazas libres en la categoría masculina. Quim Durán Pradas, que vive su día a día como hombre, dice que correr le hace sentir “femenino”.

La Cursa de NaDalt es una cronoescalada que se celebra anualmente el 26 diciembre en Cataluña, y que cumplió en 2023 su 13° edición. La carrera, que comienza en Sant Pere de Torelló y finaliza en el Santuario de Bellmunt, es una prueba corta pero exigente, y consta de un espectacular recorrido de senderos y subidas de 3.862 metros con un desnivel positivo de 620 metros.

Al más puro estilo español, una vez en la línea de meta, cada corredor recibe una copa de cava, algo de comer y, para terminar, chocolate caliente.

Pero los resultados de la última carrera provocaron indignación en España cuando se descubrió que un hombre de 48 años había ganado el primer premio en la categoría femenina.

En declaraciones a La Vanguardia, fuentes del comité organizador del evento explicaron que el revuelo había comenzado en la entrega de premios, donde varias personas se enzarzaron en una discusión.

Entre ellos se encontraba Quim Durán Pradas, un corredor de 48 años que fue visto en la ceremonia de entrega de premios con maquillaje, pendientes y una cola de caballo.

“[Él] decía que había ganado en mujeres y que tenía todo el derecho a que se le reconociera. Como organización, nos cogió con el paso cambiado. Nunca se había dado un caso así en las ediciones anteriores”, explican fuentes del Centre Excursionista Serragrenyada, organizador del evento.

Según los informes, Durán Pradas amenazó con denunciar al evento si no se le daba el premio que afirmaba haber ganado: una costosa pata de jamón ibérico curado de Beher Red Label. El valor del premio puede oscilar entre 100 y 500 euros (aproximadamente entre 107 y 540 dólares), dependiendo del peso de la pata.

Debido a sus amenazas y comportamiento agresivo, los organizadores del evento intentaron satisfacer sus demandas, señalando que era “una situación un poco tensa”. Durán Pradas acabó consiguiendo una victoria provisional en la general femenina. Cuando se puso en pie para recibir su jamón, hubo abucheos entre el público.

La mujer más rápida, Laia Montoya, ya había ocupado el primer puesto en las dos ediciones anteriores. A pesar de que Durán Pradas le había robado el primer puesto, los organizadores le enviaron una caja de jamón ibérico de todos modos en un aparente reconocimiento de lo injusto de la situación.

Durán Pradas habría quedado en el puesto 55° si hubiera participado en la categoría masculina.

En Instagram, el comité organizador de la carrera emitió un comunicado explicando “el dilema ético, moral y filosófico” al que se enfrentaron.

“Queremos mostrar nuestro apoyo y la máxima tolerancia, solidaridad y empatía hacia las personas vulnerables por razones de género”, escribieron. “Sin embargo, al mismo tiempo queremos subrayar también que la carrera de NaDalt siempre ha intentado promover el deporte femenino, porque históricamente ha sido discriminado y menos visible”.

Ayer, Durán Pradas compareció en Más Espejo, un popular programa matutino español, donde explicó que es un atleta de “género fluido” que se siente mujer “femenino” cuando corre en entornos naturales, pero “masculino” el resto del tiempo. No está recibiendo ninguna terapia hormonal y no tiene intención de someterse a ninguna cirugía.

“Yo tengo género fluido, y cuando corro en la montaña, me siento mujer, me siento como las otras corredoras”, dijo. “He ido a un psicólogo inclusivo, que me ha dicho que esto no es un trastorno. Soy, simplemente, una persona que, dependiendo de las situaciones, soy de género fluido. Yo, en mi día a día, en casa, con los niños, me siento hombre. En mi momento de ocio, de contacto con la naturaleza, me siento mujer”.

En el programa, Durán Pradas declaró que quería educar a las audiencias sobre la fluidez de género, señalando también que nunca se había atrevido a participar en una categoría femenina, pero finalmente decidió correr el riesgo cuando le informaron que no quedaban plazas en la categoría masculina. Describió la situación como que La Cursa de NaDalt “le puso [la oportunidad] en bandeja”.

Se negó a aceptar las preguntas de la presentadora y del resto del panel del programa matutino, considerándolas demasiado “argumentativas”. Luego se quejó de que estaba siendo objeto de un “delito de odio” después de que uno de los panelistas lo acusara de “hacer trampa” por correr sin haber alterado sus niveles de testosterona.

“Quería lavar mi imagen, pensé que esto me iba a ir bien, y es que no me dejáis justificarlo”, dijo Durán Pradas. “Las personas que no entienden eso [la fluidez de género] y la ridiculizan como tú la estás ridiculizando… puede llegar a ser un delito de odio”.

Acabó su intervención lamentándose: “La gente de género fluido, ¿dónde corre?”.


Reduxx es una nueva plataforma a favor de los derechos de las mujeres y de los menores con noticias y artículos. ¡Somos 100% independientes! Colabora con nuestro proyecto uniéndote a nuestro Patreon.

Nuria Muíña García

Nuria is a news contributor and the head of Spanish translation for Reduxx. Nuria is a passionate advocate for the rights of women and girls, and seeks to connect feminists across borders. A Spanish native, Nuria currently lives in Switzerland.

Nuria Muíña García
Nuria Muíña Garcíahttps://salagre.com/
Nuria is a news contributor and the head of Spanish translation for Reduxx. Nuria is a passionate advocate for the rights of women and girls, and seeks to connect feminists across borders. A Spanish native, Nuria currently lives in Switzerland.
READ MORE