“No los malinterpreten”: Activistas trans defienden los pronombres de Ezra Miller en medio de acusaciones de abuso y rapto de una menor de edad

La creciente controversia en torno al historial violento y depredador de Ezra Miller se está dejando a un lado, ya que los activistas trans parecen estar más preocupados por garantizar que el público no “se equivoque” de género a la hora de referirse a la estrella de Flash. Miller, hombre biológico que se identifica como no binario, ha declarado que prefiere los pronombres ellos/ellos/eso y zir.

Miller ha estado en los titulares esta semana después de que una madre acudiera a Twitter para afirmar que Miller le había “lavado el cerebro” a su hija y que no había logrado contactarla. La activista ambiental Sara Jumping Eagle dijo a sus seguidores que su hija, Tokata Iron Eyes, no posee ningún teléfono desde enero de este año y que su familia no ha podido localizarla.

Jumping Eagle dice que su hija y Miller se conocieron en el territorio Sioux de Standing Rock cuando Iron Eyes contaba con apenas 12 años en el 2016. Miller estaba presenciando las protestas de No Dakota Access Pipeline de gran notoriedad en ese momento.

Miller, que para ese entonces tenía 23 años, inició una relación inapropiada con la joven. Sus padres afirman que él le dio LSD, alcohol y otras drogas para ejercer “control” sobre ella. Cuando Iron Eyes tenía 14 años, Miller la llevó a ella y a otros miembros de los Standing Rock Sioux a Londres para visitar el set de Fantastic Beasts and Where to Find Them.

Durante el viaje, Jumping Eagle dice que solo un chaperón le impidió a Miller dormir en la misma cama que su hija. Más tarde, Miller ofreció pagar la educación de Iron Eyes en la Universidad de Bard, lo que, según su familia, creó una sensación de “deuda” con él. Tiempo después ella abandonaría la universidad y se iría con Miller.

Desde el principio, Miller había comenzado a exhibir lo que los padres de Iron Eyes describieron como un patrón de “comportamiento controlador, psicológicamente manipulador similar a una secta”. El 7 de junio, un tribunal tribal sioux de Standing Rock otorgó una orden de protección que le exigía a Miller mantenerse alejado de Iron Eyes, pero no se ha podido ubicar a ninguna de las partes para hacer la entrega de documentos.

Si bien Iron Eyes supuestamente publicó una declaración en su Instagram explicando que estaba a salvo, sus padres ya habían notado que Miller tenía el control de sus redes sociales.

Durante el viernes, el Los Angeles Times informó que habían obtenido una copia de la orden judicial, que señalaba que Miller “utiliza la violencia, la intimidación, la amenaza de violencia, el miedo, la paranoia, los delirios y las drogas para dominar a un joven adolescente Tokata. ” Y se enumeraron múltiples incidentes de comportamiento antisocial.

Supuestamente Iron Eyes, actualmente de 18 años, ha decido declararse no binaria y transgénero al igual que Miller, y ahora se hace llamar “Gibson”.

A pesar de la gravedad de las fuertes acusaciones en contra de Miller, algunos activistas trans se han centrado más en vigilar a quienes no respeten la identidad no binaria del actor.

En TikTok, cualquiera que se dirija a Miller con pronombres masculinos se le corrige inmediatamente, mientras que en Twitter, las publicaciones que exigen respeto por la identidad no binaria de Miller acumulan miles de “me gusta” mientras se discuten las acusaciones en su contra y se burlan de quienes tratan de enfocarse en los crímenes más que en sus preferencias.

“Que Ezra agreda a mujeres no significa que esté bien confundir su género. No se te permite recordar su antiguo nombre o equivocarte de género solo porque no te guste o haga algo malo. Eso es transfóbico. A la mierda con Ezra Miller. PERO DEJA DE CONFUNDIRLOS”, tuiteó @AussieRavenclaw.

Algunos usuarios de las redes sociales incluso sugirieron que las acciones de Miller estaban a la par en severidad con confundir su género.

“La gente realmente afirmará ser aliado o afirmará apoyar a las personas que no son cis hasta que dicha personas hagan algo malo. Sí, ellos (ezra) pueden ser una malas personas, pero no deberíamos bajar a su nivel y ser nosotros malas personas al confundir su género”, escribió otro usuario en Twitter.

Según Sara Jumping Eagle, Miller ha estado usando su identidad para protegerse de las críticas, llamando a quienes expresan preocupación por su hija “transfóbicos”.

Jumping Eagle dice: “Si alguien cuestiona las acciones de Ezra, él los acusa racismo o transfóbia, lo cual no es el caso. Se trata de no lastimar a la gente. No te puedes aprovechar de la gente”.

El comportamiento de Miller ha sido objeto de una controversia generalizada a lo largo de los años, comenzando con un incidente del 2020 en Islandia en el que se publicaron imágenes de un video donde Miller se ve ahorcando a una joven fan y luego la arroja al pavimento.

En marzo de este año, Miller fue arrestado luego de una actitud hostil en un bar de karaoke en Hawái. Durante el incidente, le quitó agresivamente el micrófono a una mujer de 23 años y comenzó a gritar obscenidades, y posteriormente llamaron a la policía. En las imágenes de cámara corporal de la policía, se le escuchó a Miller informar a un oficial de sus pronombres y afirmar que la policía estaría cometiendo un crimen de odio si los confundía nuevamente.

Miller también se enfureció por el hecho de que se había asignado a un oficial de policía masculino para realizar la revisión corporal, a lo que respondió: “Soy transgénero no binario y no quiero que me registre un hombre. ¡Reclamo mis derechos de cuarta enmienda!”

El acto vandálico más espantoso, tuvo lugar en abril del 2022, un mes después del último incidente, esta vez el joven de 29 años fue arrestado por agresión en segundo grado. La policía informó que fue acusado de arrojar una silla a una mujer de 26 años dejándola con una herida de media pulgada en la frente. Miller fue acusado de alterar el orden público pero solo recibió una multa de $500 por el ataque.

Según sus padres, Tonkata Iron Eyes estaba con Miller en Hawái durante estos incidentes. En menos de un mes en las islas, Miller fue objeto de 10 llamadas de la policía.

Miller no es el primer hombre violento que usa su identidad de género como escusa para su comportamiento inapropiado.

El año pasado, Christian Weston Chandler, un ícono de Internet de larga data, fue arrestado por cargos de agresión sexual a su madre quien sufre de discapacidad intelectual. Al igual que con Miller, los pronombres de Chandler fueron rápidamente defendidos por activistas trans en las redes sociales.

Fuera de la red, recientemente a un pedófilo en el Reino Unido se le permitió seguir libre en su comunidad después de que un tribunal decidiera que la cárcel sería demasiado dura para él debido a su condición de transgénero.


Reduxx es una nueva plataforma en pro de los derechos de la mujer y de los menores de edad con noticias y artículos. Somos 100% independientes! Colabora con nuestro proyecto uniéndote a nuestro Patreon.

Lavy Shwan
Lavy Shwan
Lavy is a writer and social media content creator at Reduxx. A refugee from Iraq, she currently lives in the United States, where she immerses herself in Marxist and feminist theory, and advocates for women's rights.
READ MORE