Recluso violento transidentificado encarcelado en centro penitenciario femenino recibe cirugía de aumento de busto

Un recluso transidentificado con antecedentes de violencia contra mujeres recibió implantes mamarios de “afirmación de género” mientras cumplía una condena en una prisión femenina de Washington.

Nonnie Lotusflower, nacido Nathan Goninan, actualmente cumple una sentencia de 10 años por el brutal asesinato de Jessica Franklin, de 17 años.

Goninan estrangulo a Franklin apenas unas horas después de haber sido puesto en libertad en el 2007. El cuerpo de la víctima fue encontrado debajo de un paso subterráneo en Bellingham, Washington, y un estudio forense reveló signos de agresión sexual. Goninan fue condenado por cargos de homicidio involuntario en segundo grado.

Imagen de Jessica Franklin como parte del monumento mantenido por su madre en el lugar donde fue hallado su cuerpo sin vida. Crédito: Bellingham Herald.

En el 2009, mientras cumplía su sentencia por el homicidio de Franklin, Goninan fue acusado de un intento de fuga junto a otro recluso.

Si bien no está claro en qué momento Goninan fue trasladado a un centro de detención para mujeres, en el 2017 presentó una demanda contra el Departamento Correccional del Estado de Washington alegando discriminación por su “identidad de género” y exigiendo acceso a tratamientos quirúrgicos  para “afirmación de género”. La ACLU presentó la denuncia en apoyo a Goninan en el 2018.

El 20 de junio, un denunciante anónimo empleado en el Centro Correccional para Mujeres de Washington (WCCW, por sus siglas en inglés) habló para el National Review y reveló que Goninan se había sometido con éxito a una cirugía de aumento de senos mientras seguía encarcelado. El oficial penitenciario, señaló que Goninan había sido escoltado fuera de la cárcel gracias a un permiso medico para llevar a cabo el procedimiento de aumento de busto.

El oficial declaró que tres miembros del equipo especializado de respuesta a emergencias de la prisión llevaron a Goninan a Spokane en Washington para una cita antes de la cirugía y luego a Gig Harbor para ser operado.

“Uno de los miembros me dijo que manejaron por horas para una cita de diez minutos. Luego tuvieron que llevarlo nuevamente para su cirugía y el postoperatorio en Airway Heights Correction Center”, detalló el denunciante al National Review. A pesar de someterse a la cirugía ‘superior’, el oficial anónimo confirmó que Goninan conserva sus partes intimas masculinas y se le ha observado tener relaciones sexuales con las reclusas de manera regular.

Actualmente, Goninan tiene un perfil en Caged Ladies, un sitio web de citas y amigos por correspondencia para reclusas. Su foto de perfil muestra que tiene muchos tatuajes faciales y se describe a sí mismo como un “artista del tatuaje”.

WCCW ha tenido múltiples hombres transferidos con historial inquietante, ya sea actualmente encarcelados en la institución o recientemente puestos en libertad.

Actualmente cumpliendo condena en la institución está el asesino en serie Donna Perry, cuyo nombre de nacimiento es Douglas Robert Perry, quien asesinó a tres trabajadoras sexuales en un período de cuatro meses durante el año 1990.

Yolanda Sapp, de 26 años, Nicki Lowe, de 34, y Kathleen Brisbois, de 38, fueron asesinadas con un arma y sus cuerpos desnudos fueron encontrados tirados cerca del río Spokane.

Kathleen Brisbois [L], Nicki Lowe [C], Yolanda Sapp [R]

Perry inicialmente evitó las sospechas después de cometer los atroces asesinatos y huyó a Tailandia en el 2000 para someterse a cirugías de reasignación de género,  para luego exitosamente ocultar su verdadera identidad durante años.  Fue gracias a una prueba de ADN en el 2012 luego de una condena por posesión ilegal de armas de fuego que Perry estuvo vinculado desde el punto de vista forense con los tres femicidios.

Durante el juicio, los fiscales sostuvieron que Perry solo se había sometido a cambio de género para evitar sospechas por los asesinatos y eludir la justicia. Esto fue en parte impulsado por el hecho de que Perry se refirió a su identidad “masculina” y “femenina” en contextos separados, acusando a su lado “masculino” de haber cometido la matanza mientras que su identidad “femenina” no intervino en los crímenes.

Si bien Perry solo fue condenado por los tres asesinatos, afirma haber matado a nueve mujeres en total, todas trabajadoras sexuales. En 1998, durante una temporada en prisión por un cargo no relacionado, Perry supuestamente le dijo a un compañero de prisión que quería matar prostitutas “porque él no podía reproducirse y las mujeres tenían la capacidad de tener hijos pero la estaban desperdiciando actuando como  “escoria de estanque”.

En diciembre del 2021, una ex reclusa del WCCW  informó de manera anónima que la institución había estado soportando una ola de agresiones sexuales contra reclusas por parte de hombres identificados como trans que fueron transferidos a la instalación después de declararse hembras , lo que deja a las privadas de libertad en una situación de vulnerabilidad .

Uno de esos ataques fue cometido por Princess Zoe Andromeda Love, un hombre biológico con antecedentes penales que incluyen a la violación de una niña de 12 años.

Según los informes, Love agredió sexualmente a una reclusa con problemas de desarrollo justo antes de su liberación. Según un ex oficial penitenciario del WCCW, muchos de los archivos asociados con el incidente fueron “borrados” del sistema.

En declaraciones al National Review en noviembre del 2021, Scott Flemming señaló que la relación entre Love y la reclusa había sido descrita por el oficial testigo como una de “depredador-víctima” en lugar de “dos reclusas enamoradas, después de tener relaciones sexuales consensuadas” que es como inicialmente se había condonado dentro de la prisión.

Según Flemming, el informe sobre la interacción entre Love y la reclusa fue “borrado” del sistema cuando el oficial testigo buscó verificarlo un mes después de haberlo enviado. Flemming señaló que probablemente era “parte de un encubrimiento”, ya que el Departamento Correccional de Washington enfrentó una demanda que prohibía la divulgación de información sobre la identidad de género de los reclusos luego de las revelaciones del primer denunciante dadas en un programa de radio de mayo del 2021.

El 31 de marzo, la legislatura del estado de Washington aprobó un proyecto de ley que puso fin a la información pública sobre el estado transgénero de las personas encarceladas actualmente y en el pasado, ocultando efectivamente la cantidad actual de hombres identificados como trans alojados en las instalaciones femeninas del estado.


Reduxx es una nueva plataforma en pro de los derechos de la mujer y de los menores de edad con noticias y artículos. Somos 100% independientes! Colabora con nuestro proyecto uniéndote a nuestro Patreon.

Anna Slatz
Anna Slatz
Anna is the Co-Founder and Editor-in-Chief at Reduxx, with a journalistic focus on covering crime, child predators, and women's rights. She lives in Canada, enjoys Opera, and kvetches in her spare time.
READ MORE