El hombre transidentificado protagonista de la polémica del YMCA de Santee ya había demandado a un gimnasio para acceder a las instalaciones para mujeres

El hombre trans-identificado que presuntamente se exhibió ante una joven de 17 años en un centro de YMCA en California ha revelado su identidad en respuesta a una concentración celebrada el 18 de enero frente al edificio. Christynne Lili Wrene Wood, de 66 años, se dirigió a una multitud de contramanifestantes y declaró: “Soy la aterradora mujer transgénero a la que esa niña confundió con un hombre”.

El YMCA de Santee se ha convertido en objeto de preocupación internacional después de que se hicieran virales en las redes sociales fragmentos de una reunión del ayuntamiento celebrada el 11 de enero. Durante la reunión, la adolescente y vecina de la zona Rebecca Phillips se mostró afectada al contar a los concejales que había visto a un hombre desnudo en los vestuarios de mujeres del YMCA.

Phillips dijo que se estaba duchando después de su entrenamiento cuando “vio a un hombre desnudo en el vestuario de mujeres”, y se la veía claramente afectada al relatar su terrible experiencia.

“Volví a la ducha inmediatamente, aterrorizada, y me escondí detrás de una delgada cortina, hasta que se fue. Corrí a un cubículo a cambiarme lo más rápido que pude, organizando mis pensamientos para cotarles lo que había pasado a la gente de recepción. Mientras lo hacía, solo podía pensar en mi hermana de cinco años, a la que traigo a este gimnasio en verano”, dijo Phillips, con lágrimas en los ojos.

Phillips también dijo que cuando preguntó al personal del YMCA sobre la presencia del hombre en las instalaciones de mujeres, le dijeron que “efectivamente se le permitía ducharse donde le diera la gana”.

11 DE ENERO: A una joven de 17 años se le escapan las lágrimas al contarle al Ayuntamiento de Santee que vio a un hombre desnudo en los vestuarios de mujeres del YMCA de Santee.
Parece ser que el personal del YMCA le dijo a Rebecca Philips que él tenía derecho a estar allí de acuerdo con sus políticas sobre identidad de género.

El video del testimonio de Phillips se volvió viral en Internet, y acabó siendo invitada a hablar con Tucker Carlson sobre el incidente.

Cuando se le preguntó por la respuesta pública a sus declaraciones, Phillips dijo que los comentarios que había recibido habían sido “en gran medida positivos” y que “los padres y las mujeres” estaban “indignados” por las políticas que permiten a hombres autoidentificarse como mujeres para acceder a los espacios donde las mujeres se desnudan.

“Nuestros esfuerzos para satisfacer los derechos de las personas transgénero a expresarse están poniendo en peligro mi seguridad y mi intimidad, y también la seguridad e intimidad de todas las demás mujeres y niñas que frecuentan ese YMCA”, agregó.

Aunque ha recibido algunos comentarios positivos, Phillips se ha convertido en blanco de odio de los transactivistas en las redes sociales. La han llamado “escoria”, “pervertida” y una serie de insultos sexistas por expresar su preocupación por la presencia de un hombre en los vestuarios de mujeres.

Como muestra de apoyo, se llevó a cabo una concentración en su favor el miércoles por la noche frente al edificio Santee Cameron Family del YMCA.

La manifestación fue organizada por Santee Parents 4 Choice, y se estima que asistieron 300 personas, la inmensa mayoría de las cuales apoyaba a Phillips. Además de los residentes preocupados y funcionarios públicos, había docenas de ayudantes del sheriff presentes.

La concentración fue transmitida en directo por la defensora de los derechos de las mujeres Amy Sousa en su canal de YouTube. Las oradoras hablaron sobre la protección infantil.

La representante del Ayuntamiento, Laura Koval, subió al podio para hablar sobre sus temores de que la protección se estaba sacrificando para dar cabida a una agenda política.

“Estoy profundamente preocupada. ¿Es realmente una declaración polémica decir que una niña no debería encontrarse con un hombre biológico en su vestuario?” Preguntó Koval. “No se trata de las partes del cuerpo, se trata de la amenaza que sienten las mujeres. Los menores necesitan sentirse seguros, las niñas necesitan estar seguras”.

Añadió: “No podemos poner al personal del YMCA, o de cualquier otro negocio, en la tesitura de tener que determinar la ‘identidad de género’ frente a un trastorno sexual criminal como el voyeurismo, el exhibicionismo o la pedofilia”.

En respuesta al clamor público, un portavoz del YMCA del condado de San Diego le dijo a KUSI News que la dirección revisaría los planos de los vestuarios en sus instalaciones en el estado de California, y agregó: “Estamos trabajando diligentemente con la YMCA para encontrar una solución que permita a Rebecca, así como a todos los niños, mujeres y hombres sentirse siempre seguros y estar a salvo en el YMCA de Santee”.

El hombre transidentificado en el centro de la controversia, Christynne Lili Wrene Wood, cuyo nombre de nacimiento es Christopher, asistió a la manifestación con un pequeño grupo de transactivistas, algunos de los cuales corearon: “¡Nazis, callaos de una putera vez!” a los participantes.

Wood se identificó públicamente en este evento. Wood elogió a la Cameron Family YMCA como una “organización magnífica” antes de acusar a Phillips de “confundirlo” con un hombre.

“Soy Christynne Lili Wrene Wood. Soy la aterradora mujer transgénero que esa niña identificó erróneamente como hombre”, dijo Wood. A continuación dirigió su atención a sus partidarios y declaró: “Vosotros sois la gente que realmente amamos, y sois la próxima generación que volverá irrelevantes estos neandertales”.

Wood, un veterano de la Marina que comenzó a tomar hormonas femeninas en 2016, habló con ABC10News y sugirió que Phillips había engañado deliberadamente al público.

“Comienzan con la mentira de que hay un hombre desnudo en el vestuario”, dijo Wood a los medios, agregando que él en realidad es una mujer, y afirmando que siempre se ducha con la cortina cerrada en uno de los cinco cubículos privados del vestuario de mujeres.

Pero Wood tiene antecedentes de haber demandado a centros de salud tras alegar “discriminación” por negársele el acceso a los espacios de mujeres.

Wood ya había sido noticia en 2021 después de ganar una demanda (artículo en español) contra el gimnasio Crunch Fitness de El Cajón, California. La demanda alega que el gimnasio Crunch Fitness y su propietario, John Romeo, discriminaron a Wood sobre la base de su autodeclarada “identidad de género”.

VICTORIA: Hoy, nuestro cliente Christynne Wood ganó un acuerdo con Crunch Fitness de El Cajón, después de que el gimnasio le prohibiera el uso del vestuario y el baño de mujeres, a pesar de que es claramente su derecho según la ley de California.

Wood había pedido usar las instalaciones de mujeres en 2016 tras afirmar haber sufrido acoso en los vestuarios masculinos.

Después de que se le negara el uso de los vestuarios y baños de mujeres, Wood obtuvo una orden judicial para cambiar legalmente su nombre y su sexo registral en sus documentos oficiales.

La filial local de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) representó a Woods en su demanda. En un video promocional producido por la ACLU, Woods dijo: “Entré y le dije a la dirección del gimnasio … Soy legalmente Christynne Lili Wrene Wood, y soy una chica”.

Wood continuó exigiendo el derecho de acceso al vestuario de mujeres, pero el personal directivo declaró que se sentía incómodo con ello ya que, por aquel entonces, no se había sometido a ninguna intervención quirúrgica y conservaba los genitales masculinos.

De la ACLU.

El Departamento de Empleo y Vivienda Justa de California, que vela por el cumplimiento de las leyes estatales de derechos civiles, presentó la demanda contra el gimnasio el 17 de abril de 2018, después de recibir una queja formal de Wood. Además de la ACLU, Wood recibió representación legal del bufete de abogados Nixon Peabody LLP.

En diciembre de 2021, Wood declaró a The San Diego Union Tribune que estaba encantado con el resultado de su demanda. “Lo que realmente me hace feliz es que ahora se sabe que no se puede hacer esto a la comunidad transgénero”, dijo, y continuó: “Que te sientas incómoda o no es irrelevante”.

A continuación comparó su deseo de acceder a los vestuarios de mujeres con la segregación.

Wood ha hecho repetidas comparaciones entre el problema que tiene Estados Unidos con el racismo y su derecho percibido a acceder a espacios donde las mujeres están desnudas.

“Mis tíos abuelos y mis abuelos se manifestaron con el Dr. King”, declaró Wood a ABC10News el miércoles.

En declaraciones al Times de San Diego sobre el incidente más reciente en Santee, Wood comparó su situación con el linchamiento en 1955 de Emmett Till, de 14 años, un niño afroamericano que fue secuestrado, torturado y asesinado en Mississippi tras ser acusado de acosar sexualmente a una mujer blanca en la tienda de comestibles.

Wood insinuó que en su caso, había sido Phillips quien había contado “una mentira” que provocó histeria.

“Gracias a Dios, tengo protección y gente conmigo que se encarga de que no sufra ese tipo de dolor”, dijo. “¿Pero no crees que no hay gente por ahí ahora mismo a la que le encantaría venir y hacerme pedazos?”

Wood parece haberse sometido al procedimiento eufemísticamente conocido como “cirugía de reasignación de género” en febrero de 2020, como demuestra un video de Facebook que publicó recomendando Mills Peninsula Hospital, y elogiando al cirujano del centro, el Dr. Marci Bowers.

Bowers, quien también es el actual presidente de la Asociación Profesional Mundial para la Salud Transgénero (WPATH), se ha hecho famoso por realizar la cirugía genital de la estrella de televisión Jazz Jennings. En un episodio de I am Jazz emitido en 2019, Bowers inspecciona y fotografía los genitales de Jennings, de 17 años, y compara al adolescente con una “estrella del porno”.

En septiembre pasado, WPATH, bajo la dirección de Bowers, publicó nuevas directrices relacionadas con la “transición” médica de los niños. Entre las recomendaciones se incluye reducir la edad a la que los niños pueden recibir fármacos “que bloquean la pubertad” y hormonas sexuales cruzadas a los 9 años. Las restricciones de edad para las intervenciones quirúrgicas también se han rebajado. A diferencia de los protocolos anteriores, no se recomienda una edad mínima límite específica.

En respuesta a la noticia de la presencia de Woods, el senador por el estado de California Scott Wiener se apresuró a condenar como “transfóbica” la breve y pacífica concentración, centrada en la protección de mujeres y niños frente a los depredadores sexuales, y retrató a Wood como víctima de “ataques políticos repugnantes”.

Los crueles ataques contra las personas trans continúan, incluso aquí en California.
Lo último:
una anciana trans que simplemente usaba un YMCA sufrió repugnantes ataques políticos, alimentados ​​por Tucker Carlson, que desembocaron en una concentración transfóbica que provocó que el Y cerrara más temprano.

El senador Wiener fue objeto de escrutinio público el año pasado por ser autor de una polémica ley que, a partir del 1 de enero, permite a California servir de “estado santuario” para menores que buscan fármacos para detener la pubertad y cirugías invasivas de “confirmación de género”.


Reduxx es una nueva plataforma en pro de los derechos de la mujer y de los menores de edad con noticias y artículos. Somos 100% independientes! Colabora con nuestro proyecto uniéndote a nuestro Patreon.

Genevieve Gluck
Genevieve Gluck
Genevieve is the Co-Founder of Reduxx, and the outlet's Chief Investigative Journalist with a focused interest in pornography, sexual predators, and fetish subcultures. She is the creator of the podcast Women's Voices, which features news commentary and interviews regarding women's rights.
READ MORE