ESPAÑA: Un hombre condenado por maltratar a dos mujeres pide el indulto tras declararse transgénero

Un español condenado por delitos violentos contra dos mujeres ha comenzado a identificarse como transgénero, cambiando su nombre y marcador de sexo para conseguir la clemencia del gobierno sobre la base de su nueva identidad de género.

El hombre, residente en Sevilla e identificado en los medios sólo como Antonio, cambió su nombre a “Milan” en julio y, al mismo tiempo, modificó su marcador de sexo a femenino en sus documentos de identidad. Como informó el ABC de Sevilla, el hombre declaró la condición de transgénero después de que la Audiencia de Sevilla lo condenara a 40 meses de prisión.

Ahora, tras registrar su nueva identidad, Antonio exige al Gobierno de España que le conceda un indulto total porque dice que “es una persona nueva”.

El ex empleado de seguridad privada fue condenado a 40 meses de prisión por la Audiencia Provincial de Madrid tras las condenas de dos juzgados de lo penal. Las causas de ambas víctimas fueron instruidas inicialmente por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Sevilla.

Antonio en una foto censurada por la policía.

Las dos víctimas, a las que la prensa local se refiere como Victoria y Patricia, han declarado que se sienten “desprotegidas e indefensas” después de enterarse de la nueva identidad de su abusiva ex pareja y su petición de clemencia. Las mujeres dicen que la situación es anormal y que les cuesta entender su cambio de identidad de género.

Victoria había sido la novia de Antonio de 2017 a 2018, y sufrió malos tratos durante toda la relación. Antonio comenzó a salir con Patricia en 2018, y Victoria intentó advertirla sobre el comportamiento violento del hombre. Victoria dijo que quería que Patricia supiera “lo que iba a vivir” después de haber soportado ella misma los malos tratos.

Patricia y Victoria se hicieron amigas, se apoyaron mutuamente y buscaron asesoramiento legal. Defendidas por la abogada María José Atoche, las dos mujeres decidieron presentar denuncias contra Antonio el mismo día de enero de 2019 citando malos tratos, lesiones, coacciones y vejaciones.

En el caso de Patricia, Antonio fue condenado a ocho meses de “prisión preventiva”, lo que significa que no cumplirá pena de cárcel y en su lugar será puesto en libertad en la comunidad con un dispositivo de geolocalización. La obligación de llevar el dispositivo termina el año que viene.

Antonio fue condenado a 40 meses de cárcel por los abusos que cometió contra Victoria, y también se le ordenó pagarle una indemnización de 8.000 euros (aproximadamente 8.500 $ US).

Ambas mujeres han descrito a Antonio como un “psicópata, manipulador y muy inteligente”. Han descrito su maltrato como físico, psicológico y verbal. Antonio controlaba lo que podían ponerse y de quién podían ser amigas, y Victoria dijo que incluso destrozó sus teléfonos móviles y dañó su coche y su casa.

Incluso después de que presentaran sus denuncias a principios de 2019, la dos víctimas dijeron que Antonio continuó amenazándolas.

A la luz del nuevo nombre e “identidad de género” de Antonio, tanto Patricia como Victoria han expresado su preocupación por la legislación de autoidentificación de género recientemente adoptada en España. La ley, coloquialmente conocida como la Ley Trans, se aprobó el 16 de febrero de este año en medio de las enormes críticas de grupos defensores de los derechos de las mujeres. Muchas afirmaron que agilizar el proceso para cambiar los documentos de identidad sin supervisión médica daría lugar a que los maltratadores se aprovecharan de la ley para eludir la culpabilidad por sus delitos.

Pocos meses después de la aprobación de la ley, ya han salido a la luz en España varios casos de hombres violentos que han cambiado de nombre y sexo registral para obtener un trato preferencial por parte del sistema judicial.

El otoño pasado, un hombre que golpeó a su compañera por oponerse a su transición se libró de los cargos de violencia de género (artículo en español) al cambiar legalmente su sexo registral a “mujer” y al adoptar un nombre femenino. Núria González López, asesora jurídica de la víctima, dijo a Reduxx por aquel entonces: “La seguridad de las mujeres parece ser menos importante que los sentimientos de los hombres”.

En julio, un sádico que golpeó a su prima hasta matarla (artículo en español) para luego profanar sexualmente su cadáver, solicitó el traslado a una prisión de mujeres después de alterar su identificación y afirmar ser mujer. Lorena Robaina, cuyo nombre es Jonathan de Jesús, cumple actualmente 38 años de cárcel por el espeluznante delito.

Más recientemente, se ha sabido que un violento recluso que fue trasladado a una prisión de mujeres después de afirmar ser transgénero había dejado embarazada a una reclusa (artículo en español) en el Centro Penitenciario de Alicante Cumplimiento en Fontcalent. El recluso estaba internado en un principio en el módulo de hombres de la prisión de Alicante por varias condenas por delitos violentos, entre ellos secuestro y robo.


Reduxx es una nueva plataforma a favor de los derechos de las mujeres y de los menores con noticias y artículos. ¡Somos 100% independientes! Colabora con nuestro proyecto uniéndote a nuestro Patreon.

Yuliah Alma
Yuliah Alma
Yuliah is a junior researcher and journalist at Reduxx. She is a passionate advocate for women's rights and child safeguarding. Yuliah lives on the American east coast, and is an avid reader and book collector.
READ MORE